martes, 4 de noviembre de 2014

ACCESO A LA UNIVERSIDAD ¿CÓMO ES?


Formularios, fechas, procedimientos... Te explicamos el acceso a la universidad paso a paso. Así podrás planificarte y realizar todo los papeleos con menos estrés.
Antes de entrar en la universidad que quieres estudiar, tendrás que realizar la preinscripción o solicitud de admisión, que es un formulario que debes cumplimentar para solicitar la entrada en una determinada titulación y universidad.
Dependiendo de si la universidad es pública o privada hay importantes diferencias en el proceso de admisión. Aquí te explicamos de forma clara y sencilla cómo es:

ACCESO A LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS

Por cada comunidad autónoma en la que estás considerando estudiar, debes presentar una única solicitud de admisión o preinscripción en la que indicas por orden de preferencia las titulaciones que te gustaría estudiar y las universidades públicas en las que quieres hacerlo. Por ejemplo, si tienes claro que no vas a salir de tu comunidad, pero estás dudando entre dos universidades, sólo tienes que presentar una solicitud, donde reflejes tu preferencia en base a qué pones en primer lugar. En el caso de que estés barajando la posibilidad de estudiar en universidades que están en diferentes comunidades, como por ejemplo la Universidad de Jaén y la Universidad de Extremadura, tendrás que rellenar tanto la solicitud andaluza como la extremeña.
A la hora de cumplimentar la solicitud de cada comunidad, presta atención al orden en el que colocas la carrera o la universidad porque te admitirán en la primera que cumplas los requisitos de acceso y del resto de opciones marcadas quedarás automáticamente fuera. También es importante recordar que sólo se puede presentar una solicitud de admisión por comunidad. Esto es muy importante, porque en el caso de presentar más ¡se anularían todas tus solicitudes!
¿Cómo asignan las plazas? A partir de ahora sólo se va a tener en cuenta tu nota de admisión a la Universidad. Excepcionalmente hay algunas titulaciones como Bellas Artes, Traducción e Interpretación y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, donde además las universidades realizan pruebas de evaluación específicas.
Con la nueva Selectividad desapareció el concepto de vía de acceso a la universidad. Antes, determinadas carreras tenían lo que se denominaba “vías de acceso preferentes”. Para acceder a una determinada carrera no era suficiente tener una nota alta, pues en la competición por conseguir una plaza primero se escogía a los estudiantes con mejores notas de los que accedían por las vías que se consideraban preferentes y sólo si sobraban plazas se tenía en cuenta a los estudiantes de otras vías de acceso.
Ahora, un estudiante puede entrar en cualquier carrera que tenga plazas suficientes, pero si quiere acceder a una carrera donde hay más demanda que oferta, la admisión se hace por orden estricto de la nota de admisión. Sólo en caso de empate entre dos o más estudiantes con la misma nota de admisión (los casos son mínimos pues se consideran tres cifras decimales) tendrán preferencia los que se hayan examinado en la fase general de una materia de modalidad vinculada a la rama de conocimiento a la que pertenece el estudio solicitado.
Quizás pienses que entonces la modalidad de Bachillerato que se estudia ya no tiene tanta importancia pues un estudiante de Artes puede solicitar plaza para estudiar por ejemplo en Medicina, una carrera adscrita a la rama de de Ciencias de la Salud. Efectivamente es posible, pero no hay que olvidar la fase específica de la Selectividad, que permite sumar hasta 4 puntos a tu nota.
Para las carreras con nota de corte, es importante hacer la fase específica, donde sólo puntuan asignaturas vinculadas al grado que quieres estudiar. Y si para Medicina las asignaturas de Biología y Química, entre otras, permiten sumar puntos en la nota de acceso a la universidad, lógicamente un estudiante que se ha preparado en el Bachillerato afín lo tiene mucho más fácil, así que seguirá siendo importante.
¿Cuándo debes presentar la solicitud? Los plazos varían según cada Comunidad, pero en general suele comenzar a mediados de junio y se prolonga hasta mediados de julio. Además, existe una segunda preinscripción, que se realiza a finales de septiembre o principios de octubre, y está indicada sobre todo para aquellos alumnos que realizan la Selectividad en septiembre, pues en esta fase sólo puedes matricularte en las titulaciones donde quedan todavía plazas vacantes o no tienen límite de plazas.
¿Dónde presentarla? Las solicitudes de admisión se suelen presentar en los servicios de alumnado de las universidades. Si en tu comunidad autónoma hay varias universidades públicas, puedes presentarla en cualquiera de ellas. Aún así se recomienda presentarla mejor en la universidad que es tu primera opción, para que los trámites vayan más rápido. Además, cada día hay más estudiantes que tramitan la preinscripción por Internet. En la web de cada una de las universidades que estás barajando tienes toda la información que necesitas.
¿Cómo sabrás si te han admitido? Por cada comunidad autónoma en la que hayas realizado la preinscripción recibirás una carta indicándote en qué universidad y carrera te han aceptado. Sólo te admitirán en una carrera y universidad por cada comunidad donde realices la preinscripción. Por eso, vale la pena repetirlo: es muy importante que prestes atención al orden en el que colocas las carreras y universidades que te interesan en el formulario de preinscripción. Siempre tiene que poner en primer lugar las que más te interesan. Te sorprendería la cantidad de gente que por no hacerlo correctamente, acaban estudiando otra carrera.
¿Qué hacer luego? Si cumplimentas la preinscripción en varias comunidades puede ser que te admitan en más de una universidad. Deberás seguir las instrucciones que te indican de la universidad que te interesa. De lo contrario, perderías tu plaza pues pensarán que al final has decidido estudiar en otra universidad. Si no te admiten en ninguna, tienes la opción de mirar la oferta universitaria privada y también las carreras con plazas libres para septiembre.

ACCESO A LAS UNIVERSIDADES PRIVADAS

Si para entrar en una universidad pública tu nota de admisión es el único factor que determina tu suerte, las privadas tienen en cuenta otros criterios.
¿Cómo asignan las plazas? Cada universidad privada tiene su propio proceso para solicitar la admisión o una reserva de plaza. Al igual que las públicas, te exigen que tengas la Selectividad aprobada para cursar titulaciones homologadas, pero además suelen hacer otro tipo de pruebas. Las más habituales son una entrevista personal o un test psicotécnico.
Es habitual que sus pruebas de acceso se realicen varios meses antes de hacer Selectividad y por lo que nos han contado los alumnos, no suelen ser demasiado complicadas de superar, salvo para algunas carreras, cuya elevada demanda exige una selección más exhaustiva de los alumnos interesados.
¿Cuándo debes presentar la solicitud? Los plazos varían dependiendo de la titulación y de la universidad, pero se suelen abrir muy pronto. Muchas empiezan en febrero y aunque algunas cierran a finales de octubre, no te confíes. En las titulaciones y universidades más solicitadas por los estudiantes el plazo de admisión se cierra mucho antes, mayo e incluso abril. Por tanto, si estás pensando estudiar en una privada no esperes a ver qué notas sacas en Selectividad.
¿Dónde presentarla? Las solicitudes de admisión o de reserva de plaza se presentan en cada una de las universidades privadas que te interesan. Pide a cada una de las universidades el formulario que en la mayoría de los casos se puede bajar también de Internet.
Visto así, ¿te parece complicado? Todo lo nuevo, siempre da un poco más de reparo. Piensa que cuanto antes comiences este proceso, más fácil te resultará disponer de toda la información y tomar una decisión acertada.
¿Cómo sabrás si te han admitido? Será la propia universidad donde realices la solicitud de admisión quien te indicará si te han admitido o no en la carrera que te interesa. Puedes saber que estás admitido mucho antes de realizar la Selectividad.
¿Qué hacer luego? Una vez que has sido admitido y tienes aprobada la Selectividad deberás formalizar la matrícula para no perder la plaza.
Si te interesa, aquíe tienes más información sobre cómo es el proceso de admisión en las universidades privadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario